publicidad

KREA un punto de creación contemporánea

30 noviembre, 2006 | Por | Categoría: Actualidad | Imprime esta noticia Imprime esta noticia
Un convento neogótico con una serpenteante estructura construida en cristal.

Caja Vital Kutxa presentó ayer (1 diciembre 2006) KREA. Expresión Contemporánea, su proyecto de reconversión del antiguo Convento de las Carmelitas Descalzas de Betoño (Vitoria-Gasteiz) en un centro de cultura y de creación, orientado a los jóvenes.

Gregorio Rojo, Presidente de Caja Vital, es el principal impulsor de esta emblemática iniciativa, que aspira a transmitir una imagen renovada de la Obra Social de la Entidad y a convertirse en el proyecto cultural estrella de la Caja para el siglo XXI. “Es un proyecto pensado simultáneamente para distintos perfiles de usuarios, desde los creadores de cada campo, a los aficionados y al gran público”, explica Rojo. El presidente de la primera entidad financiera alavesa añade que, aunque KREA tendrá como eje central las manifestaciones culturales, también contará entre sus “intereses permanentes” con otras cuestiones de interés social, como “las ideas y el pensamiento, la ciencia, el desarrollo sostenible o la solidaridad”. Desde el mismo instante del comienzo de las obras de remodelación, previstas para el primer trimestre 2007, comenzarán a programarse distintas iniciativas artísticas que girarán en torno al convento y a la nueva página web de KREA www.kreared.com. Caja Vital Kutxa abrirá el centro de Betoño al público a comienzos de 2009, y calcula que las obras de reconstrucción del convento supondrán un desembolso aproximado a los 12 millones de euros.

La idea
KREA nace como un proyecto de creación y cultura actual que pondrá a disposición de todos los recursos necesarios para aprender, experimentar y disfrutar de la creación artística y cultural más contemporánea. Invitará a explorar la faceta más artística de los jóvenes, a enriquecer su experiencia cultural mediante la exhibición de proyectos emergentes e innovadores, y a ofrecer un tiempo de ocio y de encuentro vinculado a la cultura.

KREA es, en definitiva, Creación, Exhibición, Formación, Encuentro y Ocio.
Las artes plásticas, el cine y el vídeo, la música, las artes literarias, la danza o el teatro son sólo una muestra de los numerosos campos de creación que albergará el nuevo centro de Betoño. Caja Vital realiza, además, una apuesta decidida por un concepto de la cultura abierto a otros ámbitos de interés social, como la ciencia, la solidaridad, el medio ambiente o el desarrollo sostenible. El proyecto aspira a ser un punto de referencia y actualidad de la creación contemporánea en el que todos los públicos encuentren una forma de acercarse y experimentar la cultura. La actividad KREA actuará como un cauce de iniciativas y de creadores. Será un laboratorio de ideas y de propuestas de calidad, impulsando el desarrollo de proyectos propios y fomentando la creación multidisciplinar. Promoverá la elaboración de proyectos culturales y artísticos a través de becas, financiación proyectos y encargos. Facilitará la utilización de recursos espaciales y técnicos. Servirá de escaparate para sus creadores, exhibiendo las creaciones que se realicen en el centro. Mostrará los proyectos culturales más emergentes y de mayor calidad, tanto nacionales como internacionales, abriendo sus exposiciones, sus representaciones, sus conciertos y todas sus propuestas a todos los públicos.

KREA también aspira a ser un lugar habitual de encuentro para profesionales, creadores y para todo el colectivo joven. Un espacio de encuentro y ocio interesante por sí mismo, más allá de la programación. Para dirigir KREA, Caja Vital nombró el pasado 1 de octubre a Araceli de la Horra, hasta ese momento directora del centro cultural Montehermoso, dependiente del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. En la actualidad, dirige también Cultural Álava, organismo participado por el Consistorio, la Diputación de Álava y Caja Vital Kutxa.

El proyecto cultural
Caja Vital Kutxa encargó a la empresa especializada en proyectos culturales, La Fábrica, la elaboración del proyecto cultural para Betoño.
Bajo la dirección de Alberto Anaut y Alberto Fesser, la firma madrileña, con un equipo de más de 40 profesionales, ha diseñado y gestionado la puesta en marcha de centros culturales como La Casa Encendida, en Madrid, y colabora en la actualidad con el Ayuntamiento de Madrid en el proyecto de transformación del antiguo matadero municipal de Legazpi en Matadero Madrid, un gran complejo cultural contemporáneo.
La Fábrica trabaja también en el mundo editorial, en el del arte (organiza PHotoEspaña, el festival internacional de fotografía que se celebra anualmente en Madrid) y organiza exposiciones, además de crear y gestionar proyectos culturales para instituciones y empresas.
La identidad corporativa
Para crear la identidad y desarrollar la comunicación del nuevo proyecto, La Fábrica ha contado con un equipo de profesionales bajo la dirección creativa de Quico Vidal (Nadie. The creative Think Tank) e integrado entre otros por Fernando Beltrán (El nombre de las cosas) y el diseñador gráfico Pablo Rubio (Erretres).
Por otra parte, la puesta en escena y montaje del acto de presentación de KREA en Betoño, así como el diseño de la exposición en el convento, ha corrido a cargo del vitoriano Fernando Martínez de Viñaspre (Punto Cultural), arropado por un equipo de primer nivel.
El proyecto arquitectónico

Los arquitectos vitorianos Roberto Ercilla y Miguel Ángel Campo serán los encargados de reconvertir el antiguo convento neogótico de Betoño en un centro moderno, práctico y eficaz, ajustado a las necesidades culturales y de ocio programadas en su interior.
El claustro, la capilla y los jardines son los tres lugares más singulares de la sede de KREA, sobre los que pivotarán las principales actividades. Además, en el antiguo cementerio del convento edificarán un complejo vanguardista que albergará la nueva sede de la Fundación Sancho el Sabio –dependiente de Caja Vital– institución que alberga los fondos documentales vascos más importantes del mundo.
Ercilla y Campo son autores, entre otros proyectos, de la rehabilitación del palacio de Montehermoso y de la construcción de varios centros cívicos, en Vitoria. Son también responsables de la biblioteca de la Universidad Politécnica de Barcelona o del nuevo Conservatorio de Bilbao.

La solución propuesta para el nuevo centro cultural de Betoño se articula, en palabras de los propios arquitectos, “en el diálogo entre el antiguo convento y la nueva edificación”. Se trata de un edificio-corredor, construido en cristal, que serpentea junto al viejo edificio y se eleva por encima de él para acabar penetrando en el claustro.
La nueva estructura de cristal se concibe como un icono, con una imagen formal, rotunda y a la vez sencilla y reconocible, que actúa como contrapunto del antiguo convento. “Los dos edificios tienen una lectura independiente y se confrontan entre ellos sin establecer competencias formales”, explican los arquitectos. “La rotundidad formal de la nueva edificación –añaden– permite su manipulación cambiante sin que por ello pierda su identidad”.
En la unión entre ambos, junto a los lucernarios del claustro, se proyecta una terraza medioambiental que forma parte del recorrido externo e incorpora una zona con paneles solares.
El proyecto arquitectónico de KREA se estructura a partir de los nuevos usos y circulaciones previstas. Se distingue, de esta forma, entre el visitante ocasional y el usuario.
El visitante ocasional realiza el recorrido a través del nuevo edificio de cristal, en donde se sitúan actividades puntuales –información, tienda, cafetería y restaurante–, todas ellas en superficie, y el auditorio y las salas de exposiciones ubicadas en la planta sótano.
El usuario de KREA se adentra en el antiguo convento, en donde tendrán lugar todas las actividades formativas: talleres, aulas, salas de ensayo, estudios de grabación, laboratorios, etc. En el interior del actual claustro, que será cubierto, se situará la biblioteca-mediateca.
Existe un tercer grupo, el del equipo gestor, que dispondrá de acceso propio, así como de zonas de trabajo situadas en el viejo edificio.

Las nuevas sedes de KREA y de la Fundación Sancho el Sabio, ubicadas en una parcela de más de 16.000 metros cuadrados, se relacionarán a través de un jardín susceptible de recoger actividades al aire libre. El complejo cultural de Betoño está muy próximo a Edificio Vital, la nueva sede central de acero y cristal que Caja Vital construye en Salburua.

Programa de visitas
Para dar a conocer KREA se ha acondicionado el edificio de forma temporal para acoger una exposición excepcional que dará a conocer el pasado y el futuro del convento de Betoño, conocer su historia, y descubrir el proyecto arquitectónico y los contenidos del nuevo eje cultural de la ciudad. Abrirá sus puertas al público mediante un programa de visitas guiadas del 5 al 22 de diciembre de 2006. Incluye, también, la visita a la futura sede de la Fundación Sancho El Sabio.
Las visitas pueden reservarse escogiendo uno de los turnos disponibles e indicando el número de personas y el idioma en que se desea realizar. Para facilitar el acceso a Betoño, se ha dispuesto de un servicio gratuito de autobús.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas:

publicidad  publicidad  

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad