publicidad

La Biblioteca Nacional desvela el origen de los libros móviles

09 junio, 2016 | Por | Categoría: Actualidad, Bibliotecas, Exposiciones, Libros, Museos | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

MSS-9310La Biblioteca Nacional de España inaugura una exposición sobre los precursores de los llamados libros desplegables o pop-up. Aunque hoy en día estos libros se asocian a la literatura infantil y su popularización procede del siglo pasado, los libros con elementos móviles tienen una larga y desconocida historia de más de 700 años.

Además, hay libros pop-up sobre todos los temas: astrología, adivinación, medicina, arquitectura, retórica… Pero, sobre todo, astronomía y navegación, que son los que podrán verse en esta muestra de más de medio centenar de obras, manuscritos, dibujos e impresos datados entre los siglos XV y XVIII.

Hasta el 11 de septiembre, la sala de las Musas de la BNE acoge la que probablemente sea la exhibición más completa de los ejemplares de libros móviles más antiguos que se conservan. La exposición Antes del pop-up: libros móviles antiguos en la BNE, comisariada por Gema Hernández Carralón en colaboración con Mercedes Pasalodos Salgado, posee más de cincuenta muestras de entre los siglos XV y XX, que tratarán de acercar al público la desconocida historia de estos volúmenes.

El concepto pop-up hace referencia a libros que guardan en su interior elementos interactivos y figuras tridimensionales hechas de papel. Un término acuñado por la empresa Blue Ribbon Books en 1932, que ilustra de manera gráfica la idea de movilidad por la que se distinguen estos ejemplares.

Estos pequeños tesoros esconden dentro de sus cubiertas numerosas piezas y estructuras como lengüetas, pestañas, solapas, carruseles o ruedas, realizadas con hasta 12 técnicas diferentes, que los convierten en obras con un atractivo añadido. Son productos editoriales elitistas y que resultan caros debido al proceso manual que requieren, pero se trata de creaciones casi mágicas que tienen su punto de atracción en la interactividad. El lector debe tirar, abrir, girar, destapar… en definitiva, tocar el libro de manera activa, lo cual hace que se sienta parte de él.

ER706Estas figuras de la llamada ingeniería del papel y de las artes gráficas comenzaron a hacerse populares durante el siglo pasado y hoy en día están relacionadas con los niños. A pesar de ello, en realidad son libros con una larga trayectoria y que abarcan temas tan diferentes como la arquitectura, la astrología, la adivinación o la retórica.

Los primeros ejemplares datan del siglo XIII, cuando a algunos manuscritos se les añadieron volvelles, construcciones de papel en forma de rueda, formadas por discos unidos por un pivote central que permitía su movilidad. Eran muy utilizados, sobre todo, en libros de astronomía y medicina, para facilitar la interpretación de diferentes datos y favorecer su pedagogía.

Kalendarium

“Con esta exposición, hemos pretendido contar toda la historia de los libros anteriores a los denominados pop-up”, comenta Gema Hernández, “la muestra comienza presentando el concepto tal y como se entiende ahora, relacionado con la literatura infantil”. Partiendo de esta base, más cercana al público actual, la exhibición recoge, agrupados por temas, ejemplares desde el siglo XV hasta el siglo XX. No obstante, el grueso de la colección pertenece a los siglos XVI y XVII, cuando las técnicas utilizadas eran, sobre todo, la rueda giratoria y las solapas. El ejemplar más antiguo que podrá verse es el incunable Kalendarium de Johannes Regiomontanus, del año 1482, el primer libro impreso con partes móviles.

IMG_2519Los temas más recurrentes que se encontrarán los visitantes son los relacionados con la astronomía y la navegación, principalmente. Brújulas y astrolabios de papel llenan las páginas de estas curiosas y desconocidas obras. Pero también abarcan otras temáticas como son la astrología, la adivinación, la arquitectura, la criptografía o la anatomía. “Este tipo de libros antes tenía un sentido científico que ya ha perdido”, añade Gema Hernández.

Entre las obras seleccionadas del fondo de la BNE, destacan algunas muy relevantes como I dieci libri dell’architettura de Vitruvio, en la edición veneciana de 1556 de Marcolini, o el Astronomicum Caesareum de 1540, la obra más famosa de Apiano, que cuenta con 36 discos móviles a todo color.

Algunos de los ejemplares más curiosos son libros para jugar. De temática religiosa y muy relacionados con la superstición y el azar, son obras que contienen ruedas de la fortuna, como la Alegoría de la muerte de Andrea Andreani de 1588; ruedas astrológicas como el de Giovanni Paolo Gallucci, publicado en 1605 y que marca los signos del zodiaco y los ascendentes astrológicos; o como es el caso del curioso Libro delle sorti (Lorenzo Spirito, 1528) al cual se le realizaban preguntas que pudieran inquietar al lector, relacionadas con la guerra, la cosecha o la vida sentimental, el cual era remitido a diferentes páginas para poder darles respuesta. Otra de las obras más llamativas que se podrá ver es el Catoptrum microcosmicum, escrito por Johann Remmelin, publicado en 1613 y compuesto por láminas formadas por unas 120 solapas de papel superpuestas que representan las diferentes capas del cuerpo humano: piel, esqueleto, órganos internos…

jun_pop_upTodo el que quiera podrá visitar el museo de martes a sábado en horario de 10 a 20 horas y los domingos y festivos hasta las 14 horas, y disfrutar de la exhibición de unas piezas únicas que merece la pena conocer.

¡Muévete, libro!

Además, con el objetivo de que los interesados se sumerjan de manera activa en el universo pop-up, la BNE organiza tres talleres que complementan la exposición: dirigidos a niños, a familias y a público general.

¡Múevete, libro! es una actividad de cuatro horas, orientada a niños de entre 6 y 12 años, en la cual podrán recorrer la historia de los libros pop-up basándose en los fondos de la colección Ephemera de la BNE, entre otras. Al finalizar, cada participante se llevará un libro desplegable hecho por él mismo con el que podrá recrear el proceso de creación de estos ejemplares. Este taller tendrá lugar los días 30 de junio y 1 de julio en la sede de la BNE de Alcalá de Henares.

Desplegar un nuevo mundo es un taller de iniciación al pop-up dirigido al público a partir de 16 años en el que, durante dos sesiones de tres horas, se realizará un acercamiento para entender los mecanismos del arte del plegado de papel y conseguir comprender desde los más básicos hasta los más complejos. Impartido por la ilustradora y experta en pop-up Ana Pez, se mostrarán técnicas sencillas, pero de precisión, para lograr realizar una primera maqueta de libro móvil. Se llevará a cabo los días 22 y 23 de junio a las 16:30 horas y los días 23 y 24 de junio a las 11 horas.

Pop-up en familia. De Cervantes a Shakespeare entre papeles. El 400 aniversario de la muerte de dos de los autores más relevantes de la historia es la excusa perfecta para escoger el tema de un taller en el que los asistentes podrán construir estructuras pop-up que representen los personajes y los escenarios de las principales obras de Cervantes y Shakespeare. Dirigido a familias con niños de entre 6 y 12 años, la actividad está planteada como un aprendizaje en la técnica de plegado de papel. Desde las 11 y con una duración de dos horas, que podrán ser ampliadas con el objetivo de que los participantes realicen su libro completo, se llevará a cabo los días 11, 18 y 25 de junio y 3 y 10 de septiembre.

Antes del pop-up del 10 de junio al 11 de septiembre, en la BNE

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Un comentario a “La Biblioteca Nacional desvela el origen de los libros móviles”

  1. […] La Biblioteca Nacional desvela el origen de los libros móviles […]

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad