publicidad

Inauguración de las exposiciones ‘Cecilia Paredes. Oyendo con los ojos’ y ‘Lo Invisible. Rosell Meseguer’ en Tabacalera

18 octubre, 2015 | Por | Categoría: Actualidad, Centro de Arte, Exposiciones, Madrid | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

main_notice_CP-03El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha inaugurado en La Principal y en La Fragua, de Tabacalera Promoción del Arte, las exposiciones: Cecilia Paredes. Oyendo con los ojos, y Lo Invisible. Rosell Meseguer, que han sido organizadas por la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes y se podrán visitar hasta el 17 de enero de 2016.

Cecilia Paredes. Oyendo con los ojos

La muestra, comisariada por Alejandro Castellote y Blanca Berlín, reúne un conjunto de esculturas, fotoperformances e instalaciones –algunas de ellas concebidas especialmente para esta muestra– de la artista peruana Cecilia Paredes, una mujer que salió de su Perú natal para vivir en México, Italia, Costa Rica y actualmente en Filadelfia. Su obra, cuyo discurso central es la migración y re-locación, está presente en las colecciones de muchos museos de Arte Moderno del mundo y ha recibido variadas distinciones artísticas.

Cecilia construye objetos a partir de elementos naturales desechados y encontrados reciclándolos y reinventándolos con un lenguaje propio. La intrínseca humildad de las plantas o de los animales le sirve para reclamar una toma de conciencia sobre nuestra posición en el mundo. Dibuja la morfología de la violencia con el trazo humilde y minucioso de piedras, plumas, huesos… recolectados con paciencia y engarzados con la maestría del orfebre, dotándolos de un carácter alegórico que contiene simultáneamente reflexiones sobre la mujer, la religión, el arte, la política y el poder.

tabacalera-cabSus obras atraviesan la historia como un laberinto que debe ser releído, reescrito y repensado para redimir errores, para adquirir conocimiento sobre nosotros mismos, pero también para purgar los siglos de infamia que la especie humana acumula en la organización de su estructura social y en su relación con la naturaleza. Una naturaleza que ella convierte en icono sagrado, en escenario simbólico del equilibrio entre animales, plantas y minerales.

La omnipresencia de la religión y de los ritos identitarios en las conductas que han educado a las sociedades a lo largo de los siglos es revisitada por Cecilia Paredes para preguntarse por el origen y la elaboración de los mitos ancestrales y su persistente influencia en la cultura contemporánea.

El manto estético que recubre sus posiciones críticas sobre los seres humanos es una invitación, impregnada de belleza artificial, que anima a penetrar y a opinar sobre la imperiosa necesidad de recuperar la cordura, la ética y la justicia en todos nuestros actos. Son aspiraciones de apariencia utópica, pero la realidad se ocupa diariamente de recordarnos la urgencia de incorporarlas a las relaciones sociales.

Lo Invisible. Rosell Meseguer

main_notice_RM-05La artista vuelve a sorprendernos con esta nueva exposición desplegada en el espacio de La Fragua de Tabacalera, con el tema de la invisibilidad. Lo visible es aquello posible de ser captado por el sentido de la vista, que es el sentido que realmente nos ha definido como especie, el que ha delineado nuestra forma de ver el mundo (cosmovisión). La historia del arte es, de hecho, una historia de la percepción de las obras de arte y sus cambios a lo largo de los tiempos como un claro registro de cómo la propia visión ha ido mudando históricamente. El principal objetivo de la muestra es la comprensión del rol que tienen las representaciones visuales en la cultura contemporánea y en la formación de nuestro conocimiento sobre el mundo en que vivimos: cómo son capaces de impactar en nuestra imaginación, de qué forma organizan nuestra memoria personal, cómo se utilizan para la representación de los hechos históricos, de nuestro pasado, de nuestro futuro y de nuestra vida más íntima, cómo forman, en fin, parte de nuestra realidad cotidiana.

La fuerza del montaje reside aquí en la naturaleza de los documentos, pero también en el ajuste de un acompañamiento discursivo, y fundamentalmente en las piezas e instalaciones desperdigadas por el espacio: relieves o esculturas exentas, objetos, espejos, marcos, que se disponen en sala como trabajos minimalistas, frágiles, delicados y cargados de diálogo con las vanguardias históricas. A través de ellos, Rosell subraya la fragilidad, variabilidad y multiplicidad de toda creación artística y de su mensaje, que se sostiene siempre sobre débiles estructuras cambiantes y en continuo equilibrio.

Rosell siempre acompaña a sus instalaciones de un material documental, de un archivo que refuerza conceptualmente el proyecto y a través del cual la artista, como una intérprete, construye un discurso, una “ficción”, una alegoría llevada a cabo con textos e imágenes “confiscadas”. Estas proporcionan un medio de circulación e intercambio, puntos de tránsito entre historias y la recopilación de otras imágenes, cuya estela seguimos. Como en una proyección fantasmagórica, Rosell nos habla de las prácticas artísticas contemporáneas, que juegan a lo visible y a lo invisible aunque, en muchas ocasiones, desde una clara invisibilidad social.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad