publicidad

El vendedor de tapices de Fortuny, en el Museo de Bellas Artes de Bilbao

20 Abril, 2015 | Por | Categoría: Obra escogida | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

FortunyMariano Fortuny (Reus, Tarragona, 1838-Roma, 1874) es uno de los pintores más destacados del arte español del siglo XIX. Además de este papel central en la pintura decimonónica, la estrecha amistad que mantuvo con el pintor bilbaíno Eduardo Zamacois (Bilbao, 1841-Madrid, 1871) añade interés a esta nueva convocatoria –la número 49– del programa la Obra Invitada.

Ya en 2006 una obra del final de su carrera, Playa de Portici, fue parte de este programa y poco después, en 2007, la exposición organizada por el museo Zamacois-Fortuny-Meissonier mostró, junto a las de su amigo Zamacois y a las del maestro de éste, Meissonier, una decena de obras destacadas de Fortuny. En esta ocasión, se expone una de las mejores del final de su carrera artística, la acuarela El vendedor de tapices, fechada en 1970.

Zamacois fue amigo de los pintores españoles Raimundo de Madrazo, Eduardo Rosales y Martín Rico, pero, sobre todo, de Mariano Fortuny, a quien ayudó a introducirse en los círculos artísticos y en el difícil mercado de arte parisino. Entre ambos pintores se estableció una estrecha y duradera relación profesional y personal. Fortuny es, precisamente, el autor del más célebre retrato de Zamacois, un aguafuerte realizado en 1869 que pertenece a la colección del museo.

La relación con Mariano Fortuny surgió en otoño de 1866. Zamacois ofreció entonces su estudio parisino a Fortuny para que pudiera mostrar sus obras recién traídas de Roma. Fue allí, precisamente, donde buena parte de la colonia española quedó impresionada por la pintura de Fortuny. El propio Zamacois admiró el talento de su colega, de quien destacó su maestría en la técnica de la acuarela.

Desde ese momento, los dos pintores se hicieron amigos y el bilbaíno le presentó a algunas de las figuras más importantes dentro de la biografía de Fortuny, entre estos, al célebre marchante Adolphe Goupil, al influyente coleccionista americano W. H. Stewart y a un buen número de artistas que residían en París, entre los que se encontraba su maestro, el pintor Ernest Meissonier.

Mariano Fortuny
(Reus, Tarragona, 1838-Roma, 1874)
El vendedor de tapices, 1870
Acuarela con toques de témpera sobre papel. 59 x 85 cm
Museu de Montserrat, Barcelona
N. R. 200.419. Donación de Josep Sala Ardiz, 1980

Museo de Bellas Artes de Bilbao

Museo Plaza, 2
48009 Bilbao

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad