publicidad

El Reina Sofía y el Thyssen ofrecen una entrada conjunta de 13 euros para Hamilton y Mitos del Pop

12 Mayo, 2014 | Por | Categoría: Centro de Arte, Exposiciones, Museos, Noticia destacada | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Hamilton2Los dos museos madrileños coinciden en el tema de sus propuestas expositivas del verano de 2014, centradas en el arte pop: “Mitos del Pop” se podrá ver en el Museo Thyssen-Bornemisza (del 10 de junio al 14 de septiembre) y “Richard Hamilton” en el Museo Reina Sofía (del 26 de junio al 13 de octubre). Por ello, se ha creado una entrada conjunta, al precio de 13 euros, con la que se podrá acceder a ambas muestras.

Los visitantes podrán adquirir una entrada única mediante la cual tendrán la posibilidad de acceder a los dos museos. Para el Thyssen tendrá que elegirse el día y hora concretos de visita, mientras que la del Reina Sofía estará vigente durante todo el periodo de exhibición. Estas entradas pueden comprarse en las taquillas de los museos o a través de los respectivos servicios de venta on line y telefónica.

El Ayuntamiento de Madrid va a colaborar en la difusión y promoción de la iniciativa de estos dos grandes museos, que forman parte del mundialmente conocido como Paseo del Arte de Madrid.

Así, a través de la empresa Madrid Destino, adscrita al Área de Las Artes, Deportes y Turismo, va a promoverse #MadridEsPop en los canales propios de promoción turística de la ciudad, como su portal de información turística esMADRID.com (www.esmadrid.com), la publicación bilingüe esMADRIDmagazine (que recoge mensualmente lo más destacado de la oferta turística y cultural de Madrid) y sus redes sociales, y en los centros y puntos de información turística de la capital. Además, Madrid Destino contribuirá a la promoción internacional de esta iniciativa (dándola a conocer entre los medios internacionales) y la incluirá también en circuitos de mobiliario urbano de la ciudad de Madrid para informar de este producto turístico a madrileños y visitante.

El Museo Reina Sofía dedica la retrospectiva más completa de las organizadas hasta ahora a Richard Hamilton

POP LOGOPRESSMadrid acogerá entre el 27 de junio y el 13 de octubre de este año la mayor retrospectiva realizada hasta la fecha del británico Richard Hamilton, uno de los artistas más influyentes del siglo XX. La exposición, organizada por el Reina Sofía y patrocinada por la Fundación Abertis, fue concebida específicamente para el Museo madrileño por el propio Hamilton, quien se implicó y trabajó de manera directa desde los primeros meses de 2010 hasta antes de fallecer en 2011. Ha sido comisariada por Vicente Todolí y Paul Schimmel y recientemente se ha podido ver parte de ella en la Tate Modern de Londres, con gran éxito de crítica y público.

La muestra incluye unas 270 obras (pinturas, grabados, dibujos, fotografías, impresiones informáticas, obras de diseño industrial y réplicas) creadas a lo largo de más de sesenta años (entre 1949 y 2011) y permite conocer tanto la extraordinaria variedad de medios, técnicas y géneros que caracterizan la producción de Hamilton, como la relevancia, influencia y actualidad de su revolucionario trabajo.

El público podrá contemplar así las obras más emblemáticas de este creador, como su collage Just What is it that Makes Today’s Homes So Different, So Appealing (Qué es lo que hace las casas de hoy tan diferentes, tan atractivas), un fotomontaje que está considerado la obra primigenia del pop art.

Otras de sus más famosas e icónicas creaciones presentes en la exposición son la carátula del doble disco White Album de los Beatles o Swingeing London 67, obra en la que Hamilton, asociado a menudo con los acelerados años 60, pintó a Mick Jagger y el marchante de arte Robert Fraser, con esposas, tras una redada antidrogas. Sus series My Marilyn, Interior, The Solomon R. Guggenheim o las reproducciones de Duchamp forman parte también de la muestra. Por otra parte, se recrearán cinco instalaciones de gran envergadura que el artista diseñó o contaron con su participación. Todas ellas se han reconstruido siguiendo sus indicaciones y algunas constituyen momentos cumbre del pop (An exhibit o This is tomorrow). Así mismo, la instalación Growth and Form, de 1951, será reconstruida por primera vez. También hay que decir que se verá la última obra realizada por Hamilton, en la que trabajó antes de morir y no llegó a titular.

En la exposición también se incide en las relaciones que Hamilton mantuvo con el diseño, la pintura, la fotografía, la tecnología y la televisión así como las colaboraciones que estableció con otros artistas y de la que son ejemplo los retratos de sí mismo realizados por Francis Bacon, Andy Warhol o Roy Lichtenstein. Se ha editado un catálogo que reproduce las obras expuestas e incluye textos de con textos de Benjamin H. D. Buchloh, Hal Foster, Mark Godfrey Richard Hamilton, Alice Rawsthorn, Paul Schimmel, Fanny Singer y Victoria Walsh.

La exposición ha sido organizada por el Museo Reina Sofía con la colaboración de Tate Modern

MITOS DEL POP
Del 10 de junio al 14 de septiembre de 2014
Comisaria: Paloma Alarcó

POPEl Museo Thyssen-Bornemisza presenta este verano la exposición Mitos del pop que propone una visión renovada de esta corriente artística desde la perspectiva que nos ofrece el siglo XXI. Con una selección de más de cien obras, que incluyen tanto la experiencia pionera del pop británico como el pop clásico norteamericano y su expansión por Europa, la muestra pretende rastrear las fuentes comunes del pop internacional y realizar una revisión de los mitos que tradicionalmente han definido al movimiento.

El objetivo es mostrar que las míticas imágenes de artistas tan significativos como Warhol, Rauschenberg, Wesselmann, Lichtenstein, Hockney o Hamilton, entre otros muchos, en su engañosa banalidad, esconden un irónico y novedoso código de percepción de la realidad, un código que sigue aún vigente en el arte de nuestros días. La primera exposición dedicada al pop en España en más de veinte años, cuenta con la colaboración de ‘Japan Tobacco International’ (JTI) y reúne obras procedentes de más de cincuenta museos y colecciones particulares de todo el mundo, con préstamos destacados de la National Gallery de Washington, la Tate, el IVAM o la prestigiosa colección Mugrabi de Nueva York, por citar solo algunos.

Más que ninguna otra corriente artística contemporánea, el arte pop capturó de inmediato la imaginación popular. Su aparición a finales de los años 1950 y comienzos de los 60 fue uno de los momentos más liberadores de la historia del arte; y no solo resultó atrayente para el gran público, la radicalidad de su desafío y su vinculación con la cultura underground cautivó también a numerosos círculos intelectuales. Frente a la extenuación que provocaba por entonces el idealismo del movimiento moderno, introspectivo y utópico, el arte pop proponía a las nuevas generaciones todo un excitante mundo secularizado en el que ya no existían límites entre lo artístico y lo profano. Para el pop toda imagen era reciclable, todo objeto era susceptible de convertirse en arte y su verdadero propósito, que el tiempo ha demostrado que lograron, era ofrecer una nueva interpretación de la imagen de la cultura contemporánea.

Pero la diversidad, la frescura estilística y el eclecticismo visual del pop esconden muchas contradicciones todavía hoy sin resolver: ¿Puso el pop el foco de atención en las imágenes de la vida diaria para terminar con la separación entre la alta y baja cultura y ensalzar el progresivo consumismo de posguerra o suponía una irónica crítica de esa nueva opulencia? ¿Su rechazo a la noción de originalidad fue una mera reacción a la excesiva subjetividad del expresionismo abstracto o encubre una elaborada y culta complejidad?

Frente a otras exposiciones antológicas del movimiento o retrospectivas de algunos de sus principales representantes que han tenido lugar en los últimos años, mostrando el pop como precedente de muchas corrientes artísticas contemporáneas, el planteamiento que propone la comisaria de la exposición, Paloma Alarcó, jefe de Pintura Moderna del Museo Thyssen-Bornemisza, es enlazar el arte pop con la tradición de la pintura y reivindicar esas profundas y evidentes raíces que la propia colección permanente del Museo pone de manifiesto, culminando su recorrido por más de ocho siglos de historia de la pintura con la obra de algunos de los grandes nombres del arte pop.

En la combinación entre el deseo de ruptura y un premeditado respeto por el arte del pasado radica la gran paradoja que esconde el pop y sus imágenes llevan a cabo una profunda reflexión sobre el arte, la tradición y la realidad que les rodea. El recorrido temático de la exposición quiere poner de manifiesto esa vinculación, organizando las salas según los géneros clásicos de retrato, naturaleza muerta, pintura de historia o paisaje, y mostrando conjuntamente la obra de las grandes figuras del pop norteamericano y británico con la de artistas españoles, italianos, alemanes o franceses que compartieron la misma actitud irónica y mordaz.

Imagen:

Ust what is it that makes today’s homes so different, so appealing? (¿Qué es lo que hace que las casas de hoy sean tan diferentes, tan atractivas?), 1956, reproducida por Richard Hamilton en 1992. Cibrachrome. 26 x 25 cm. Colección particular

R. Lichtenstein. Vicki! I–I Thought I Heard Your Voice!, 1964. Colección Peter und Irene Ludwig)

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad