publicidad

Baena, ruta del Camino de Santiago Mozárabe

17 Noviembre, 2013 | Por | Categoría: Actualidad, Estilo de vivir, Gastronomía, Turismo | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

MUSEOS DEL ACEITEBaena, la villa blanca cordobesa, ha sido desde siempre cruce de caminos, punto central de rutas comerciales o religiosas que comunicaban distintos lugares de la Península Ibérica. Ahí están para demostrarlo los restos recuperados y los que todavía guardan celosos sus tesoros de Torreparedones, ibera y romana primero, enclave militar después durante el Medievo y hoy interesantísimo encalve arqueológico muy oróximo al pueblo.

Hace siglos la villa medieval se desbordó hacia el llano y el camino al hilo de calles largas y empinadas donde se escalonan edificios religiosos y civiles, mansiones señoriales y casas blancas de cal y teja que componen un delicioso conjunto en el que flota la huella del pasado andalusí.

Baena ha sido también y sigue siendo punto esencial de la llamada Ruta del Califato, que forma parte del Legado Andalusí, unos caminos que hacen historia, una aventura para el espíritu, un fascinante recorrido de sensaciones.

La ruta del Califato se tiende entre Córdoba y Granada, y entre ambos polos bascula el fabuloso legado cultural, religioso, político y social que supuso la estancia de los musulmanes en la Península. Córdoba, el apogeo, el brillo cegador que hizo palidecer a las demás ciudades de Occidente. Granada, el refinado manierismo terminal de toda una civilización puesta en jaque. Y entre medias, los castillos, las ciudades que primero fueron postas o jalones de un intercambio más o menos accidentado, y después campamento y base para asediar Granada. Esta Ruta no es sólo una lección de historia. Es además un disfrute estético, un goce de los sentidos.

ACEITE DE BAENABaena es también lugar de parada y recogimiento de los Caminos de Pasión un recorrido por la Andalucía auténtica, donde conocer y sentir la ancestral y fervorosa manera de vivir del pueblo andaluz. Son caminos de emoción, caminos de cultura, caminos de los sentidos, caminos de la tradición, caminos de lo auténtico. En Caminos de Pasión se encuentra la expresión más genuina de la pasión andaluza por el sol, la fiesta, el flamenco, la Semana Santa, el patrimonio histórico-artístico, el vino, el aceite de oliva, la artesanía y la gastronomía.

Ahora, Baena es también un punto esencial del “nuevo” Camino de Santiago Mozárabe formado por un conjunto de vías de comunicación históricas del sur y el centro de la Península Ibérica que adquirieron especial importancia durante la Edad Media ya que unían los importantes puertos de Al-Ándalus con las grandes ciudades del interior, especialmente Mérida, donde continúan el camino por la Ruta Jacobea de la Vía de la Plata. No se trata de rutas históricas convencionales de peregrinación jacobea, el Camino Mozárabe lo utilizaban los cristianos que vivían en los reinos árabes para enlazar con la Vía de la Plata hasta Santiago de Compostela, siendo una de las rutas más antiguas del Camino de Santiago, casi desde el momento mismo hace mil años del descubrimiento de cuerpo del apóstol en tierras gallegas. Estos cristianos, que recibieron el nombre de mozárabes, consiguieron perseverar en su fe y aquilatar una cultura religiosa propia.

Baena_-_Casa_del_Monte_1Como se ve, no hay nada de “nuevo” en esta ruta, pero sí en su puesta en valor. Aunque ya en 2010 se puso en marcha un proyecto de Cooperación Interterritorial entre 14 Grupos de Desarrollo Rural de las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura con el objetivo de revalorizar y promocionar esta ruta como Itinerario Cultural Europeo y de sus recursos culturales, gastronómicos y paisajísticos, conforme a las necesidades y motivaciones del peregrino del siglo XXI, ha sido recientemente, con la celebración en septiembre de 2013 del II Congreso Internacional sobre el Camino Mozárabe de Santiago en Mérida cuando se ha llamado la atención sobre el potencial turístico, religioso y cultural de este itinerario que es uno de los más relevantes de la Península Ibérica, y del papel protagonista de Baena en el mismo.

Curiosamente este mismo camino que los peregrinos siguen con devoción al encuentro del apóstol, es tristemente célebre por haber sido el mismo que marcó el temible caudillo musulmán Almanzor, en su viaje de ida y vuelta para saquear Santiago de Compostela. En la actualidad se distingue perfectamente entre la Vía de la Plata y el Camino Mozárabe. Éste es un camino completamente diferenciado del anterior, que discurre a lo largo de 380 kilómetros por los bellísimos territorios de Córdoba, Granada, Jaén y Badajoz. En esta provincia, en Mérida, enlaza con la famosa Vía de La Plata, que en la localidad de Puebla de Sanabria, en la provincia de Zamora, entronca con el llamado Camino Sanabrés hasta Compostela. Ofrece, además, la posibilidad de enlazar con el Camino Francés y con el Camino Portugués.

Patrimonio histórico

BAENA Madre de Dios y Santa MariaBaena, casi en mitad del camino entre Granada y Córdoba, deslizándose en las laderas de un cerro, formando un conjunto urbano de calles sinuosas y estrechas, salpicado de viviendas tradicionales y casas señoriales, posee un rico patrimonio histórico y religioso. Como suele comentar su anterior alcaldesa, actual Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, la entusiasta María Jesús Serrano, aquí “hay castillos y leones, tumbas iberas y exvotos, templos romanos, iglesias cristianas, caminos sin fin y cuevas misteriosas, y olivos, y poesía. Y las voces de personas que un día fueron y otras que ahora son.”

Mucho de todo ello se encuentra en el recién remodelado –tras una inversión de 2,5 millones de euros y todavía con algunas salas en obras– Museo Histórico y Arqueológico Municipal, ubicado en la Casa de la Tercia, construida en 1792 y centrado en cuatro excelentes colecciones: ibera, romana, numismática y de autores baenenses. Entre sus joyas destacan los leones iberos, los exvotos de Torreparedones, el cercano yacimiento arqueológico que cuenta paulatinamente su historia desde el siglo II a.C. las esculturas romanas, la colección numismática ibera y romana, formada por más de 2.000 monedas, y la sala de autores y artistas locales.

BAENA GENERALHay mucho más que ver y disfrutar en Baena, desde la bellísima trama medieval del Barrio de la Almedina a su castillo ahora sometido a un ambicioso proceso de restauración y sus diferentes iglesias, especialmente la de Santa María la Mayor (siglo XVI), declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional; desde los lagos de la Cueva del Yeso al Embalse de Vadomojón que da cuenta de modernos regadíos y facilita la actividad recreativa y deportiva. Y por supuesto, algunas de sus almazaras donde se elaboran varios de los mejores aceites del mundo y el atractivo Museo del Olivar y el Aceite de Baena, donde los visitantes pueden tener una experiencia, a través de sus cinco sentidos, que les permita acercarse y profundizar en la trama de esta milenaria cultura, combinando el intercambio de conocimiento, con el desarrollo de actividades y la proposición de prácticas saludables.

Sentido religioso

caminomozarabe08-0Pero Baena es también lugar de encuentro, de fiesta, de tradición. La villa ofrece durante todo el año numerosas oportunidades para sumergirse en sus raíces, relacionarse con su gente, probar su gastronomía, darse un paseo por sus calles y familiarizarse son sus aromas, sabores, vistas, sonidos, texturas… El momento culminante de sus fiestas es la Semana Santa, aunque como dice uno de sus cofrades “en Baena todo el año es Semana Santa”. Y, en efecto, diversas procesiones e imágenes salen a la calle en cualquier oportunidad. Los festejos en torno a San José y San Isidro, a la Virgen de la Alegría o la de la Cabeza, a Jesús Nazareno o la Virgen de las Angustias son una especie de “ensayo general con todo” para la Semana Santa, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional y que aspira en breve a que sea reconocida como de Interés Turístico Internacional.

SEMANA SANTA BAENA 3La Semana Santa de Baena es un placer para los sentidos donde tiene un papel protagonista la figura del cofrade Judío, probablemente única entre los cientos de Semanas Santas diferentes que hay en España y del que llama especial atención su indumentaria, con chaqueta roja bordada, pantalón negro, camisa blanca, pañuelo anudado al cuello, una máscara colorista y casco de metal con impresionantes labrados, sobre el que luce un colorido plumero. La particularidad de sus cofradías y la riqueza de sus tradiciones convierten esta Semana Santa en un acontecimiento de indudable atractivo para el visitante y hacen a la localidad cordobesa poseedora de una de las celebraciones más peculiares.

Pero hablar de la Semana Mayor de Baena es además embriagarse con los colores y los sonidos, aprender un vocabulario cofrade propio, disfrutar de la artesanía y descubrir sus costumbres de primera mano. Y nada mejor para conseguirlo que la ayuda de los mismos vecinos de la localidad, personas que viven con intensidad su Semana Santa y están orgullosos de compartirla. Su carácter alegre, sociable y generoso es otro de los regalos que no se pueden desperdiciar. Uno de los rasgos distintivos de la Semana Santa de Baena es la estructura de sus cofradías. Cada una está formada por varias hermandades y cuadrillas. Así mismo, las hermandades pueden estar divididas en varias cuadrillas.

SEMANASANTA200855Además de las originales vestiduras y, sobre todo, de las artesanas máscaras que llevan casi todos los participantes, llaman la atenbción y los distingue, los estrambóticos casscos. De la parte trasera cuelgan crines de caballo, blancas o negras, que dan lugar a la distinción de este peculiar personaje en Judío Coliblanco o Judío Colinegro. Tal es su relevancia, que ha marcado a las distintas cofradías con un sello, dando lugar a la existencia de Cofradías Blancas o de Cola Blanca y Cofradías Negras o de Cola Negra.

Las turbas, que son el conjunto de cuadrillas de judíos, también están divididas en función del color de sus colas, existiendo ocho cuadrillas de colinegros e igual número en la cola blanca. Pero no hay que olvidar el elemento más importante y característico del Judío: “el artesanal tambor”, compuesto por fondo de metal, aros de madera, cordel de cáñamo, parches o pellejos de piel de cabra, chillones o bordones de tripa y baquetas de madera. Para colgarse el tambor se utiliza el tahalí, una pieza de cuero tipo cinturón o arnés rematado con un gancho.

OLIVOS 2Aunque de carácter religioso, esta Semana Santa, también ofrece un cierto tono festivo, motivado por el modo de celebrar estos pasajes bíblicos, a través de personajes singulares en esta ciudad. Son numerosos los actos, protocolos y desfiles de la Semana de Pasión. El tambor es el lazo de unión del populismo de la Semana Grande baenense y simboliza el clamor de la devoción a la Pasión de Cristo. Otra de las joyas de esta festividad es la presencia de ricas imágenes religiosas durante los pasos, como la del Cristo gótico del Perdón y el Cristo de la Expiración, declarada Bien de Interés Cultural.

Más información: www.baenacultura.es

Dónde comer

Almazara Núñez de Prado (Avda. Cervantes, 15, tel.: 957 670141) Un plan perfecto puede ser visitar esta espectacular almazara que sigue elaborando el aceite de oliva con métodos artesanales pero que ha evolucionado y hoy es una de las más modernas de Andalucía. Tras la visita se puede comer en su restaurantes con especialidades locales y con el aceite como protagonista, incluso en los postres.

MUSEO HISTORICORestaurante Casa del Monte (Plaza de la Constitución, s/n, tel.: 957671675). En pleno centro de la villa es, probablemente, el mejor restaurante de Baena. Entre sus platos más características cabe nombrar el salmorejo, el bacalao gratinado con frutos secos, la pierna de cordero y el solomillo de buey. Tiene una agradable terraza bajo los soportales de la plaza.

Dónde dormir
Hotel La Casa Grande*** (Avda. de Cervantes, 35, tel.: 957671905). Sin duda el mejor hotel de la localidad, hermano del del mismo nombre en Torrejón (Madrid), una casa señorial de principios del siglo XX, con varios pisos, amplias habitaciones y cuartos de baño recién remodelados. Llama la atención su extraordinaria colección de esculturas. Alberga tres restaurantes diferentes donde poder disfrutar de la mejor cocina regional.

Hotel El Zambudio** (Carretera Baena-Zuheros, km. 2, tel.: 807 41 4000). Hotel de montaña situado en un bonito y tranquilo paraje natural. Dispone de 10 habitaciones y sencillas pero confortables instalaciones, todas ellas en perfecto estado de conservación y equipadas con todos los servicios necesarios como climatización, televisión, teléfono y cuarto de baño. El hotel Zambudio, además, es un hotel muy bien situado en la carretera que une los municipios de Baena y Zumeros, por lo que resulta muy práctico para aquellos viajeros que deseen hacer un alto en el camino para descansar en un ambiente cálido y tranquilo.

ENRIQUE SANCHO

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad