publicidad

Los dulces secretos de la confitería parisina “À la mère de famille”

28 Octubre, 2013 | Por | Categoría: Actualidad, Estilo de vivir, Gastronomía, Turismo | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

À LA MÈRE DE FAMILLE, libro de recetas de Julien Merceron. Lunwerg

Bizcochos, magdalenas, mermeladas, chocolates, turrones, helados, siropes… este libro recoge las mejores recetas y todos los trucos y secretos de À la Mère de Famille, la famosa pastelería parisina, una de las antiguas del mundo.

Esta confitería, fundada en 1761, es una verdadera institución, fabricante de los mejores bombones, pasteles de almendras, frutos secos y confituras de toda la ciudad.

Este libro recoge por un lado la historia de una familia y de una tradición artesana ligada a la historia de París, y por otra, es un delicioso recetario con magníficas fotografías para poder hacer los postres en casa de una forma muy sencilla.

Con su fachada verde y su interior de cuento de hadas, “À la mère de famille” es una de las confiterías es más antiguas del mundo y uno de los establecimientos más míticos de la capital francesa. Está en París, en un rincón del Faubourg-Montmartre, abierta al público desde hace doscientos cincuenta años, cuando el joven Pierre-Jean Bernard llegó a París con un diploma de especiero recién obtenido y abrió una pequeña tienda con aspecto de granja.

À LA MÈRE DE FAMILLE, libro de recetas de Julien Merceron. Lunwerg -p

Hoy sigue en funcionamiento y se ha convertido en un lugar mítico con una decoración de otros tiempos y con sabores tradicionales renovados. En la tienda hay más de 1.200 dulces: bombones, malvaviscos, caramelos, frutas confitadas, mazapán, piruletas de pasta de almendras, helados, pastas de frutas, una gran variedad de especialidades regionales… y por supuesto, marrons glacés, reconocidos como los mejores de París.

Combinando la historia del negocio a través de 250 años, con las recetas más representativas, según Julien Mercerón, actual maestro pastelero del establecimiento, este libro nos lleva por una tradición exquisita y nos abre las puertas de un lugar que comenzó como una tienda de ultramarinos típica del Antiguo Régimen, se convirtió en un lugar de visita obligada durante el Consulado y el Primer Imperio, y se consolidó como un punto de encuentro de artistas y escritores durante el siglo XIX y hasta nuestros días.

Uno de los momentos más importantes de la historia de la confitería parisina fue cuando Marie-Adélaide Bridaud se hizo cargo del negocio tras quedarse viuda en 1807. Era una mujer con carácter, generosa, hermosa independiente y orgullosa, que trabajó noche y día para crear su propia marca y sus propios dulces: la viuda Bridaud hizo traer golosinas de otras regiones de Francia, viajó para probar y dar a conocer especialidades dulces imposibles de encontrar en París, y llegó a alcanzar una buenísima reputación y magníficas críticas de expertos gourmands de la época. À la Mère de Famille vivió un fabuloso auge y se asentó definitivamente en el paisaje gastronómico parisino.

En la actualidad, À la Mère de Famille es más que una confitería. Los actuales propietarios han abierto sucursales e incluso corners consus productos en grandes almacenes, además de una exitosa tienda online. Los parisinos esperan cada año con expectación sus creaciones de Pascua y de Navidad, junto con otras novedades deliciosas y sorprendentes que siempre dan que hablar.

Julien Merceron, el actual maestro pastelero, confitero, chocolatero y heladero, es el “hombre orquesta” del “33”, el laboratorio gourmet situado al lado de la tienda del Distrito9 en colaboración con uno de los mejores ayudantes de París. Allí Merceron juega con los dulces tradicionales de la casa (bergamotas, calissons, frutas confitadas, malvaviscos…) y se inspira en ellos para sus creaciones originales: bizcochos, helados, polos o los famosos “amantes” de À la Mère de Famille. El “33” está abierto a la calle para que todos los paseantes puedan compartir la experiencia gourmet de ver cómo se hacen, por ejemplo, las célebres Pastillas de Montmartre: finas pastillas de chocolate cubiertas de praliné o de ganaché.

Tras 250 años, la pequeña tienda del siglo XVIII mantiene una decoración de otros tiempos pero con sabores tradicionales renovados y está siempre llena de compradores. Este exquisito libro de recetas, mezcla en su diseño el aire tradicional de las recetas más clásicas con elementos de vanguardia y una cuidadísima fotografía.

Entre las recetas históricas que recoge el libro podemos encontrar los Bizcochos de sultanas, Couque royale de frutas confitadas, Bizcochos de soletilla, Nonettes, Roudoudous, Midinettes de limón, Mermelada de naranjas, Montpensier y el Bizcocho perdido de cidra confitada.

Datos de interés
À la Mère de Famille
Las grandes recetas gourmet de Julien Merceron
Julien Merceron
Con fotografías de Jean Cazals, ilustraciones de Sophie Péchaud & Julie Serre
Lunwerg. 2013.
20,5 x 25cm. /280 pp. / Cartoné
PVP c/IVA: 29,50 €
A la venta desde octubre de 2013

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad