publicidad

Informe “El Mercado Español de Arte en 2012”

27 Septiembre, 2012 | Por | Categoría: Mercado del Arte | Imprime esta noticia Imprime esta noticia

Auge, contracción y recuperación en los últimos 10 años.

Presentado  en CaixaForum Madrid por la Fundación Arte y Mecenazgo, impulsada por “la Caixa” (ver)

Informe completo El Mercado Español del Arte en 2012

El estudio constata cómo el mercado del arte en España, al igual que el mercado mundial, ha atravesado un período de auge, contracción y recuperación en la última década. Entre 2002 y 2007, el mercado español de arte creció más de un 200% en términos de valor, si bien en dos años de contracción del mercado, de 2007 a 2009, cayó un 44%, hasta situarse en 271 millones de euros en 2009. En 2010 se produjo la recuperación del mercado mundial de arte y también España volvió a la senda del crecimiento positivo.

Sin embargo, mientras el mercado mundial proseguía su recuperación el año pasado, el mercado español registró en 2011 una caída de las ventas totales del 5%, situándose ligeramente por debajo de los 300 millones de euros. En volumen de operaciones, el descenso fue del 19%, habiéndose vendido durante el año pasado cerca de 75.000 obras de arte.

Cabe destacar que, globalmente, entre 2002 y 2011 se ha producido un aumento destacado en el número de ventas, alcanzando el 87%, un incremento mucho mayor que el de los demás mercados europeos y que incluso supera el doble del registrado en los Estados Unidos. A su vez, también supera con creces el crecimiento general de la economía si atendemos al aumento del PIB, del 16%, o de la inflación, del 27%, en el mismo periodo.

El mercado español del arte se ha visto perjudicado en los últimos años por la situación económica general del país. El estudio alerta acerca de una ausencia de dinamismo por la falta de liquidez y de ingresos para gastar en arte, sean compradores personales o corporativos, a lo que se suma la reducción de los presupuestos públicos para la adquisición de obras de arte.

Así, a las empresas orientadas al mercado exterior les ha ido mejor que a las empresas locales. Además, el arte español más caro se ha seguido vendiendo fuera de España. En términos generales, el sector de las bellas artes tuvo un mejor comportamiento que el de las artes decorativas y antigüedades, gracias a las ventas de arte moderno y contemporáneo.

Los artistas españoles en el mercado del arte
Aunque el mercado español del arte se ha ido internacionalizando en los últimos años, sigue siendo preeminente la venta de obra de artistas españoles, que representa dos tercios del total.

En el mercado mundial, los artistas españoles representan el 4% de las ventas totales en términos del valor de las obras vendidas. En los últimos años también se mantiene la tendencia a que la mayoría de ventas de obras de precio elevado de artistas españoles se produzcan fuera de España. El 97% del valor total de las obras de artistas españoles vendidas en todo el mundo se corresponde a operaciones realizadas fuera de España. Sigue siendo, pues, un mercado de obras de arte de precio medio a bajo, y pierde las ventas sobre las piezas más caras en favor de los mercados extranjeros.

Sexto mercado europeo y noveno del mundo
En 2011, España alcanzó una cuota del 0,6% del mercado mundial del arte y del 2% de las ventas totales de la Unión Europea. Esto lo sitúa como sexta potencia en la UE por detrás de Reino Unido (64%), Francia (17%), Alemania (5%), Italia (3,5%) y Austria (2,1%).

España, al igual que países con un nivel parecido de ventas, ha visto como disminuía su peso en el mercado del arte mundial en favor de las principales potencias (China, Estados Unidos y Reino Unido, principalmente). Esto se debe a la polarización creciente del sector, con menos ventas pero de más valor, lo que perjudica a los mercados de menor tamaño, como el español, que concentran su mayor número de ventas en un rango de precios bajo. Este fenómeno se ha agudizado en los dos últimos años y ha provocado una importante reducción de la cuota española en el mercado global del arte.

Déficit comercial en materia de arte
En 2011, España registró un déficit comercial en materia de arte, con importaciones por valor de 88 millones de euros frente a unas exportaciones de 66 millones de euros. Excepto en 2009, este saldo negativo se ha producido en la última década y pone de manifiesto la importancia que tienen, en términos de valor, las compras internacionales frente a las ventas internacionales.

El estudio detalla las complejas regulaciones existentes en esta materia y concluye que algunas de las normas aprobadas en las últimas décadas en la Unión Europea han tenido un impacto negativo sobre el comercio, así como también algunas regulaciones estatales. Aunque España no es de los estados más severos en sus regulaciones, sí que existen obstáculos de carácter administrativo, procedimientos burocráticos y demoras que son perjudiciales para algunas pequeñas empresas. Las casas de subastas consultadas afirman que el crecimiento del volumen y de la complejidad de la normativa de exportación e importación resulta perjudicial para su negocio.

Estructura del mercado: galerías y casas de subastas
En España, el sector de las galerías es notablemente mayor que el de las subastas, con una cuota de mercado superior al 75%. Está integrado por más de 3.500 marchantes de bellas artes y artes decorativas y antigüedades, con unas ventas en 2011 que se situaron en 212 millones de euros. Hay un grupo principal formado por unos 600 marchantes responsables del 70% del valor de mercado, y que se centran en las principales plazas comerciales de Madrid y Barcelona, así como también en Valencia, Bilbao y Sevilla. Se trata de un sector polarizado, con un reducido número de galerías que acapara buena parte de las mayores ventas y una mayoría restante de carácter más experimental y emergente.

Las galerías viven una situación de ligero declive, con unas ventas que disminuyeron un 6% en 2011. La mayoría trabajan en el ámbito del arte contemporáneo y con artistas vivos, mientras que las galerías de sectores más antiguos se han reducido en los últimos años para consolidarse en torno a un reducido número de importantes marchantes afincados principalmente en Madrid y Barcelona.

Prácticamente todos los negocios de las galerías españolas estás constituidos por pequeñas empresas en las que trabajan de media tres personas. La facturación media es baja en comparación con sus colegas internacionales. La mayoría se sitúa con ventas por debajo del medio millón de euros al año y es inexistente el grupo de marchantes que facturan más de 10 millones de euros –frente al 4% que representan a nivel internacional-.

La mayoría de galerías están centradas en el propio mercado nacional y sólo un 29% de sus ventas tuvieron lugar en el extranjero. Sin embargo, y a raíz de la falta de demanda en España y a la situación económica, se realizan cada vez más ventas en el extranjero. A su vez, son cada vez las galerías que se centran en eventos clave y en especial en las ferias de arte. El comercio electrónico sigue siendo escaso y tan sólo representa el 5% de las ventas.

Por lo que respecta a las casas de subastas, las ventas ascendieron a casi 87 millones de euros en 2011. Este sector marcó sus máximos históricos en 2006 (con ventas por valor de 118 millones de euros) y desde entonces ha disminuido.

En España hay 125 casas subastas y son unas 50 las que forman el núcleo fundamental del negocio, radicadas principalmente en Madrid y Barcelona. De ellas, son cinco las que suman más del 50% del total del valor del negocio. Por lo que respecta a las casas de subastas internacionales, Christie’s y Sotheby’s cuentan con oficinas en España, si bien no celebran subastas aquí desde 2008. Las ventas de arte español se realizan fuera del país y mantienen venta privada en el nuestro.

En este sector, las subastas siguen siendo el canal mayoritario de venta, aunque las ventas privadas representan ya un 24% y es donde se acaban vendiendo las obras valoradas en más de un millón de euros, dada la falta de demanda de obras de tal valor como para generar un número de pujas suficientes.

Tan sólo el 20% de los compradores de arte por este canal son extranjeros y son mayoritariamente europeos. En 2011, el precio medio de las subastas en España se situó en torno al 30% de la media de la Unión Europea y era notablemente más bajo que el de los principales centros de arte. Así, el 99% de los lotes vendidos lo fueron por un precio inferior a 50.000 euros, y representan el 85% del volumen total de ventas.

Un coleccionismo menos desarrollado que en los países vecinos
En términos globales, España tiene una –relativa- elevada proporción de personas ricas, así como unos elevados ingresos medios, pero un mercado de arte pequeño. El estudio concluye que esto se debe a varios factores:
– Muchos de los coleccionistas del país adquieren obra fuera de España.
– Existe un número bajo de grandes coleccionistas en comparación con otros mercados de arte de mayor tamaño.
– Los grandes inversores han concentrado la mayor parte de sus inversiones en propiedades inmobiliarias y en el mercado de valores.
-La mayoría de coleccionistas españoles se centran en los sectores modernos y contemporáneos.

Una mayoría de los encuestados destaca el crecimiento cultural de la sociedad española en la última década y un mayor interés en el coleccionismo y la existencia de un mercado joven y dinámico.

Asimismo creen que la crisis está afectando al coleccionismo. De hecho, se constata que la crisis ha provocado una reducción del gasto en arte, pero a la vez también ha hecho que se compre más por el propio entendimiento del arte que no por moda. Los galeristas y coleccionistas subrayan que no existe todavía una cultura generalizada del coleccionismo y una falta de interés general por el arte. Entre los motivos aducidos están:
– El propio contexto histórico y político del país. No es hasta la transición democrática cuando arranca el interés por el coleccionismo. Esto provoca que España quede rezagada en comparación con otros mercados más consolidados.
– La falta de apoyo institucional, de estímulos públicos y de reconocimiento social. Aunque existen algunos incentivos para los sectores más clásicos y para las obras del patrimonio histórico, son pocos los beneficios fiscales para el coleccionista de arte contemporáneo. Tampoco hay incentivos para las donaciones ni un apoyo decidido a los museos pequeños.
– La falta de atención hacia el mercado del arte también tiene relación con la educación, donde el arte carece de dedicación.

Efecto negativo de la subida del IVA
El estudio también repasa la fiscalidad en España en relación con el comercio del arte. Los incentivos fiscales están dispersos por todo el ordenamiento jurídico y lo encontramos tanto en la Ley de Patrimonio Histórico, como en la Ley de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, así como una diversidad de normas de carácter regional y la legislación que regula cada impuesto específico.

Entre los impuestos que afectan al sector están el IRPF, el impuesto de sociedades, el impuesto sobre el patrimonio o el impuesto de sucesiones y donaciones. También está el IVA, centro de la polémica entre el sector. Los agentes del mercado reclaman que se aplique al sector del arte el mismo IVA superreducido que se aplica al sector de los libros, por ejemplo, y tanto marchantes como responsables de casas de subastas manifiestan que la subida del IVA al 21% tendrá un efecto muy negativo en el sector.

Más de 11.000 puestos de trabajo directos
El mercado del arte español realiza una importante aportación a la economía española en términos de empleo. El sector está formado por algo más de 3.600 negocios, y da empleo, en los cálculos más conservadores, a unas 11.000 personas. También respalda el empleo en una variedad de negocios auxiliares, muchos de los cuales son nicho de servicios muy especializados vinculados al arte y sin el cual no existirían. El mercado del arte gastó en 2011 un total de 154 millones de euros en servicios externos, entre los que destacan el gasto en ferias de arte y el gasto en publicidad y comercialización. Se calcula que significa que unos 7.000 empleos adicionales están relacionados con la actividad artística en España.

Por último, otra vía a través de la cual el mercado de arte realiza su aportación a la economía española es a través de los impuestos y tasas que se pagan directamente al Estado con ocasión de las ventas, los ingresos y los beneficios. En 2011, se devengaron un total de 128 millones de euros, un 0,4% más que en el año anterior.

Sobre la autora
Clare McAndrew es economista especializada en cultura y analista de inversión. Fundó Arts Economics en 2005, firma especializada en investigación y consultoría orientada exclusivamente a la economía del arte que desarrolla informes a medida sobre todos los aspectos relacionados con las Bellas Artes y las Artes Decorativas tanto para clientes privados como institucionales.

McAndrew finalizó su doctorado en economía en la universidad Trinity College de Dublín en 2001, donde además fue profesora durante cuatro años. Entonces dirigió algunos proyectos de investigación para el Arts Council de Inglaterra sobre los efectos de la regulación, tributación y otras cuestiones del mercado de artes visuales.

En el 2002 formó parte del grupo Kusin & Company, un despacho de banca de inversión especializada en arte, como directora económica. Tras tres años en Estados Unidos, retornó a Europa en 2005 donde continúa su trabajo en el mercado del arte desde la investigación y consultoría privada del mercado del arte. Arts Economics fue creado para orientar esfuerzos en investigación de mercados y análisis, y trabaja con una red de consultores privados y expertos académicos para el suministro de información en el comercio del arte y sector financiero.

Es autora del informe The International Art Market: A Survey of Europe in a Global Context referencia internacional sobre el Mercado del Arte que publica anualmente TEFAF (The European Fine Art Foundation) con ocasión de la feria de Maastricht. Ha publicado en numerosas ocasiones destacando su libro más reciente titulado Fine Art and High Finance, publicado por Bloomberg Press.

Es profesora invitada en el programa de Master de Trinity College y imparte clases sobre regulación y tributación en el mercado del arte en el programa educativo de Christie’s en Londres además de colaborar con el Instituto de Sotheby’s en Londres.

Si el artículo te ha interesado, contempla la posibilidad de suscribirte. Es gratis.

Etiquetas: , , , ,

publicidad  publicidad  
Noticias relacionadas:

Comenta esta noticia

Su comentario quedará publicado en esta página. Si desea borrarlo, editarlo o conocer qué datos nos ha facilitado, póngase en contacto con nosotros. Encuentre más información en nuestra política de privacidad.


publicidad  publicidad